ESTRES UN MAL SILENCIOSO

ESTRES UN MAL SILENCIOSO

Se hace evidente que el estrés es una emoción que contribuye a la aparición de enfermedades físicas y/o trastornos psicológicos. Según el médico y premio Nobel de Fisiología y Medicina Joseph Leonard, “el ser humano se pasa la primera mitad de su vida arruinando la salud y la otra mitad intentando restablecerla”.

A veces es imposible no sentir estrés, pero existen algunas alternativas, como hacer ejercicio, caminar o distraerte que pueden ayudarte a liberarlo. Si no lo haces, el estrés puede causar en tu salud diferentes daños.

Al sentir estrés la presión sanguínea se eleva, siendo la causa número uno de las enfermedades coronarias y desencadenando, en el peor de los casos, en un ataque cardiaco. El estrés baja las defensas, debido a que las emociones negativas afectan directamente al sistema inmunológico. La depresión, ansiedad y otros problemas mentales pueden aparecer debido a altos niveles de estrés constantes.

Cuando realizas actividad física, tu mente produce endorfinas, unas sustancias que bloquean la sensación de dolor y que están relacionadas con respuestas emocionales placenteras. También mejoran tu habilidad para dormir, lo que, a su vez, reduce el estrés.

Las opciones a la hora de escoger una actividad física que te agrade son ilimitadas. ¿Eres de los que prefieren apuntarse en un gimnasio? Además de encontrar una oferta variada de clases, máquinas y actividades, allí también podrás conocer a personas que probablemente te motiven para continuar con tu plan saludable.

Lo importante es que descubras cuál es la actividad física que disfrutas, sea la que sea, y que la practiques con cierta regularidad. Si tu día a día implica tratar con muchas personas, tal vez prefieras hacer deporte en solitario, El objetivo es que te distiendas, que pases un buen momento y que repitas.