ALIMENTACIÓN Y EJERCICIO, UN BUEN BALANCE

ALIMENTACIÓN Y EJERCICIO, UN BUEN BALANCE

Prevenir el sobrepeso y la obesidad es uno de los grandes desafíos para poner freno a lo que se considera como la epidemia del siglo XXI. Un control adecuado de la energía ingerida a través de alimentos y bebidas, como también la que se gasta por medio del ejercicio físico, es esencial para lograr un buen programa de prevención del sobrepeso y la obesidad que afecta a personas de todas las edades.

Existen principios básicos como que el peso corporal se mantendrá si la ingesta de alimentos y bebidas igual al gasto debido a que esto se traduce en un equilibrio energético, consumir la cantidad de calorías que necesitas por día es lo que debes hacer cada vez que comiences una dieta. Por supuesto debe ser menor que la que quemas en el gimnasio para que pierdas kilos y también medidas. No es una tarea fácil, pero lo debes conseguir.

El ejercicio y la dieta deben ir de la mano siempre. No importa cuál sea tu objetivo. Si quieres bajar de peso debes consumir menos calorías que la que quemas en tu día a día. Mientras que si quieres tener unos músculos bien definidos debes irte por una dieta en la que las proteínas y los carbohidratos son los que deben mandar.

Una vez que hayas sincronizado la dieta y el ejercicio, ten paciencia: adelgazar de forma satisfactoria lleva su tiempo, porque perder grasa y perder peso no siempre van de la mano. Aunque unos ejercicios de cardio interminables y una dieta restrictiva pueden llevarte a bajar kilos, en realidad suele deberse a una pérdida de grasa, agua y masa muscular. La combinación de cardio, ejercicio de pesas y alimentación equilibrada producirá un adelgazamiento más lento , pero te despedirás para siempre de los kilos de más y adquirirás buenos hábitos que podrás mantener con el tiempo.